fbpx

Entinta

En un mundo donde nosotros los humanos no hemos sabido tener una relación equilibrada con la naturaleza, hacemos un llamado a reflexionar sobre nuestra forma de relacionarnos con otros seres vivos no humanos, creando una colección en la que compartimos las valiosas enseñanzas que nos ha dejado nuestro viaje por La Sierra Nevada de Santa Marta.

De agudas pendientes y abarcando todos los pisos térmicos, La Sierra es un macizo montañoso vivo, hogar de cuatro pueblos indígenas – Arhuacos, Koguis, Kankuamos y Wiwas­ – guardianes de la armonía y equilibrio de la naturaleza. De ellos y su relación con otros seres vivos, aprendimos que, así como recibimos de la naturaleza, también debemos devolverle para mantener una existencia equilibrada. Debemos respetar y cuidar las montañas, el suelo, los minerales, las plantas, los animales y el agua. 

Son estas acciones de dar, recibir y retribuir las que fortalecen el tejido de la vida.

NUESTRO VIAJE

Para esta colección viajamos al departamento de Magdalena, y ascendimos a Ciudad Perdida. Durante el recorrido nos sumergimos en los paisajes, historias y la vida que alberga La Sierra, y aprendimos sobre la relación que poseen los Arhuacos, Koguis, Kankuamos y Wiwas con la naturaleza y el entorno vivo que los rodea.

LAS ENSEÑANZAS QUE NOS DEJÓ LA SIERRA

La Sierra nos enseñó que la vida de los seres humanos y la de todos los seres vivos está intrínsecamente entrelazada, hacemos parte de un gran tejido de vida y conexiones que debemos cuidar. Lo que le hacemos a la naturaleza nos lo hacemos a nosotros mismos.

Aprendimos que debemos tener una relación de reciprocidad con nuestro entorno. Al igual que recibimos de la tierra debemos retribuirle a la naturaleza, protegiéndola y cultivando un vínculo de afectividad y cuidado con nuestros paisajes y ecosistemas

DISEÑOS

Aspiramos que los diseños que desarrollamos para esta colección sean un recordatorio de la importancia de proteger y cuidar la vida que alberga La Sierra Nevada de Santa Marta. Debemos ser más consciente de nuestra profunda relación con la montaña, el agua, el aire, la tierra, el suelo, las plantas y los animales.

De agudas pendientes y abarcando todos los pisos térmicos, La Sierra es un espacio de intercambio de vitalidad. Un escenario natural único que nos pone en manifiesto que el convivir en reciprocidad es lo que garantiza la vida.

Ilustraciones – La vida del piso nival, el páramo, los bosques, las selvas tropicales, los desiertos, las playas, las lagunas, la desembocadura de los ríos, los arrecifes coralinos, el mar y el subsuelo de la Sierra Nevada de Santa Marta. El tejido de interconexiones que se presenta entre la vida de los pisos térmicos y ecosistemas de este macizo montañoso, un escenario natural único.

El movimiento armónico y natural del agua, un ciclo que posibilita la vida de todo lo que está en la naturaleza. Fuerza vital y espiritual que fluye desde las lagunas y baja por los ríos para alimentar el mar, y se eleva de nuevo a la cima de La Sierra en forma de vapor y nubes, para cubrir de nuevo la montaña de nieve.

Ilustraciones – El ciclo hidrológico de la Sierra Nevada de Santa Marta. El agua que se presenta en distintos estados en forma de lagunas, ríos, lluvia, mar, vapor, nubes y nieve. Un ciclo continuo entre los estados y cuerpos de agua que hacen posible la vida.

Encargados de proteger y equilibrar el suelo de La Sierra, los minerales proveen fuerza a la naturaleza que vive en el mar y la montaña. Cuando estos son alterados o se extraen de la tierra se debilita la vida de todos los seres de la naturaleza.

Minerales y rocas ilustradas – Anfibolita, Cuarzo, Yeso, Tremolita, Apatito, Feldespato, Mica, Sílice, Azurita Malaquita, Oro, Cobre, Carbón, Granulita, Magnetita, Caliza.

En las capas profundas de La Sierra también se encuentra el petróleo, un aceite mineral que debemos cuidar y mantener bajo tierra.

Desde los más pequeños hasta los más grandes, los mamíferos de La Sierra son seres vivos y espirituales, autoridades y guardianes del territorio. Protegen y cuidan la conectividad de La Sierra participando en la dinámica natural de los ecosistemas.

Especies ilustradas – Mapache boreal, Ocelote, Danta de montaña, Zarigüeya, Puma, Viejo de monte, Mico de noche caribeño, Marmosa de robinson, Mono aullador rojo, Puercoespín de Santa Marta, Armadillo de nueve bandas, Yaguarundí, Jaguar, Nutria de río, Zorrillo, Venado cola blanca, Thomasomys monochromos.

Un panorama de colores, tamaños y formas que cambia cada paso hacia arriba. Desde el mar caribe hasta los picos nevados, a cada planta de La Sierra se le asignó una función ecológica y espiritual que cumplir en el tejido de la vida. Hay plantas medicinales, comestibles, de uso ceremonial, para construir y tinturar.

Especies ilustradas – Pasionaria azul Passiflora caerulea, Curubo de monte Passiflora tripartita, Frailejón Libanothamnus glossophyllus, Arbusto Aragoa kogiorum, Arbusto Berberis nevadensis, Palma de cera Ceroxylon Ceriferum, Cactus Cereus fricii, Árbol macondo Cavanillesia platanifolia, Planta Gunnera Tayrona, Cucharo Myrsine guianensis, Orquídea Odontoglossum naevium, Orquídea Oncidium nevadense.

Con sus alas desplegadas y plumajes vistosos los colibríes vuelan y bailan por La Sierra Nevada. Con sus cantos relatan los secretos de la montaña y propagan los mensajes de la naturaleza, pronosticando las lluvias y sequías, y anunciando los tiempos de siembra y cosecha.

Especies ilustradas – Colibrí chivito de Santa Marta, Colibrí cabecicastaño, Colibrí rutilante, Colibrí lazulita, Colibrí astral rumbito de Santa Marta, Colibrí alas de sable de Santa Marta, Colibrí inca coliblanco, Colibri rubitopacio, Colibrí piquicorto dorsinegro.

Autoridades protectoras de La Sierra Nevada de Santa Marta, símbolo de fertilidad y salud del ecosistema. En coro le cantan a la madre agua y avisan que ya se puede sembrar el alimento.

Especie ilustrada – Rana Arlequín de la Noche Estrellada, Atelopus aryescue. En La Sierra también habitan las Ranas Arlequín de Santa Marta, Arlequín de San Lorenzo y Arlequín Guajira.

PRODUCTOS

Con nuestros productos nos proponemos traer una parte de la diversidad de vida que posee La Sierra a nuestro día a día, y en colectivo, aprender y reflexionar sobre nuestra relación con la naturaleza y el entorno vivo que nos rodea.

COMPRA LA COLECCIÓN LA SIERRA NEVADA

0
    0
    El carrito está vacíoVolver a la tienda